Periodista y fotógrafo

Sex


Rajoy, originally uploaded by desdetasmania.

Tu mi fai girar tu mi fai
girar come fossi una bambola
Poi mi butti giù poi mi butti giù
come fossi una bambola.
Non ti accorgi quando piango,
quando sono triste e stanca
tu pensi solo per te.
No, ragazzo no, no ragazzo
no, del mio amore non ridere.
Patty Bravo. Bambola.

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

On the edge of reality


Edge, originally uploaded by desdetasmania.

Les informo de que en mensajes anteriores he estado utilizando erróneamente la palabra inglesa "edge", confundiendo su significado en inglés (orilla, filo, borde) con la palabra "reflejo". Esto tiene una remota explicación, quizá alguno de ustedes la deduzca. En cualquier caso una vez conocido el verdadero significado de "edge" descubro que es mucho más sugerente.

Aclarado pues. Gracias AntiD.

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Lola


Lola, originally uploaded by desdetasmania.
I met her in a club down in old Soho
Where you drink champagne and it tastes just like Coca-Cola
See-oh-el-aye cola
She walked up to me and she asked me to dance
I asked her her name and in a dark brown voice she said Lola
El-oh-el-aye Lola la-la-la-la Lola
Lola. The Kinks.

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Nunca más 'además'


Sky, originally uploaded by desdetasmania.

Por motivos que no vienen al caso uno debe revisar al cabo del día numerosos documentos escritos por gabinetes de prensa, muchos de los cuales contienen declaraciones de políticos. El lenguaje de estos textos y el de muchos adictos a los micrófonos suele ser bastante inefable, no descubro América señalándolo, pero uno lo acepta como el que acepta la mala metereología, con algunos gruñidos interiores dirigidos hacia los cielos y hacia Bush por no firmar lo de Kyoto. Sin embargo, no he tenido más remedio que pegar un puñetazo en la mesa por el uso completamente soez que hacen del adverbio "además" algunos conferenciantes de tres al cuarto y sus voceros.

Además es una palabra usada con una frecuencia enfermiza por toda clase de tribus de vendedores de baratijas políticas o mercantiles. Construcciones como "el candidato además" o "la empresa además" son sencillamente peloteo barato. Sin embargo, este adverbio de cantidad es usado una y otra vez porque una estupidez dicha mil veces acaba siendo asimilada por mero cansancio.

No se dejen engañar por esa comparación odiosa entre cantidad y calidad. La medalla a la calidad en cierto ámbito miserable de cosas siempre acaba siendo adjudicada por una ecuación cuantitativa. Ya se sabe, un loco rico no es un loco, es un excéntrico. También sucede que la gran mayoría de los sujetos que hoy se adjudican la etiqueta de críticos basan su título en enumerar incansablemente sus manías ante toda suerte de públicos, como si tal cosa fueran un inequívoco síntoma de tener una opinión que valga la pena escuchar. Este orden de cosas explica la popularidad de la que goza en el lenguaje coloquial y mercantil el adverbio que ha dado pie a este texto.

Es tal el hartazgo que me produce esta palabreja que he decidido desembarazarme de ella con un grado de vehemencia similar al que utilizan los que me la tiran a la cara día tras día. Se acabó, a partir de este momento, como si se tratase de uno de uno de los ejercicios del Taller de Literatura Potencial, reniego del “además”, nunca más volveré a escribirlo. Con el tiempo incluso quizá logre ni volver a pronunciarlo.

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Edge


Edge, originally uploaded by desdetasmania.

I have a dream.

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Freedom


Edge, originally uploaded by desdetasmania.

Las bocas abiertas, cuyas lenguas quedaron inmóviles en el momento decisivo, abortaron la palabra que nunca llego a cobrar forma. La lengua se quedo trabada y la sinfonía terminó definitivamente con un vulgar balbuceo.

El mundo cayo rendido en sus catres con un ojo entreabierto, no pudo ya descansar. La palabra que nadie quiso gritar comenzó a gritar por si misma y fue imposible dormir. El ruido de los gritos era ensordecedor.

¿H.P. Lovecraft?
Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Archivo

Ramón Peco. Con la tecnología de Blogger.
Scroll To Top