Periodista y fotógrafo

Couple remix


Couple remix, originally uploaded by desdetasmania.blogspot.com.

Imagen original

Receta:

Insertando el perfil adobe rgb (1998), eliminando objetos con la herramienta tampón en el filtro de punto de fuga, fusionando automáticamente capas, convirtiendo a blanco y negro con densidad neutra, y aplicando niveles automáticos de histograma.

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Fotógrafos sin estudio

No descubro América al decir que la fotografía vive hoy uno de sus mejores momentos. Esto se debe, en gran medida, a la irrupción de la tecnología digital, la cual ha permitido, de una vez por todas, que abunden los buenos fotógrafos amateur, algo que en ocasiones molesta al profesional.

El amateur, de lo que sea, en su sentido original es aquel que ama una determinada actividad y la practica. Sin embargo, muchos utilizan el término de forma casi despectiva. No hay que infravalorar al que desarrolla un trabajo sin pretender vivir de él, sobre todo porque muchos profesionales, quizá por serlo, no impregnan de amor a su obra, por muy bien que dominen la técnica. De hecho, lo peor que puede hacer el profesional es despreciar al amateur, acomplejarlo. Con ello, lo único que logra es despreciar a la propia fotografía. Poner zancadillas en nombre de la perfección es una actitud de lo más conservador.

En los comienzos de la fotografía no existían profesionales porque sencillamente no había una técnica única a seguir, eran tiempos de una apasionante libertad. El primer libro de fotografía, el Manual de Daguerre, era simplemente una guía de referencia. Hoy, cuando los procesos digitales y analógicos están bastante dominados, el fotógrafo que vive de sus fotos se basa en el dominio de los mismos, como el jurista en la ley, para imponer su criterio frente al amateur, el eterno discriminado.

Sin embargo, el amateur es el gran protagonista de la actual historia de la fotografía. Principalmente, porque la calidad técnica de los procesos digitales, y su popularización, ha permitido que las instantáneas de los que no están en la trinchera del profesionalismo sean en muchos casos técnicamente notables. Pero donde verdaderamente triunfa el fotógrafo amateur es en la vitalidad que logra impregnar en sus imágenes, esa es una carrera que está ganando inesperadamente.

El amateur es libre, no está condicionado por los caprichos del mercado, y los procedimientos técnicos a los que puede acceder, sin ser la más precisos, son idóneos para plasmar la vida en sus fotos. Ciertamente, el oficio del profesional es algo sumamente valioso, pues el gremio de fotógrafos es un gremio de alquimistas de la luz que nunca debe ser olvidado.

Muchos fotógrafos amateur, notablemente dispuestos a arriesgar, infravaloran el trabajo de aquellos que pueblan los estudios de fotografía de todo el mundo, cada vez más escasos por otra parte. En muchos de esos estudios se han forjado durante los dos últimos siglos la memoria visual de nuestros días. Por todo ello, ambos mundos deben luchar por entenderse, por cohabitar, por dialogar. La opción de eclipsarse mutuamente no es una verdadera opción.

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Miedo colectivo


Group, originally uploaded by desdetasmania.blogspot.com.

¿A que grupo, a que facción, a que parte de la facción apoyas? Sectarismo, maniqueismo y clasismo, esas son las tres plagas que planean sobre esta España a la que azules y magentas piden el voto del miedo. O estás conmigo o estás contra mi.

Quizá resulte que no estoy ¿Hay alguien más ahí?

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Leopoldo

Tanto se ha escrito sobre Leopoldo... No es de extrañar. Su fantasma, Peter Pan siempre ha sido un fantasma, es más necesario que nunca (otra vez). Un ejemplo: Hace unos años, en esas entrevistas que los de El País le hacen para que no se nos olvide que sigue vivo, decía que en España la única oposición era ETA. Maldito loco, bendito loco.

Leopoldo dejo de ser un niño de papa el día en el que se dejo olvidada su dentadura postiza en la barra de un bar de Paris. Desde entonces, ha tenido que ganarse la vida declamando, esa vida que misteriosamente nunca termina. Uno de los miles secretos de Leopoldo es que es un trabajador infatigable. Hay por ahí muchos chicos dejándose ojeras como Leopoldo en su día, algunos hasta se van de paseo con él un día, sólo uno, y en lo calentito de sus casas suben la tontería al Youtube. Sin embargo, Leopoldo después de dejarse ojeras no acabó en la publicidad ni se murió de sobredosis. Zulueta y él nos siguen recordando lo gilipollas que es esta España con indigestión de sofá, cocaína, y jamón.

Vila-Matas, que casi se muere hace poco por culpa de sus borracheras domésticas, contaba que se encontró paseando por Barcelona a Leopoldo, al que por supuesto conoce. Evidentemente, el literato portátil se asustó con el encuentro, susto que creció cuando Leopoldo se le acercó a pedirle dinero. El catalán dice que no supo si se dio cuenta de quién era él, yo digo que sí.

El otro día, cuando me enteré de la muerte de Marciel Maciel me acordé de Leopoldo, pero esa es otra historia.

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Damaged


000005.JPG, originally uploaded by oscarmmes.

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Otro periodismo

Reportaje sobre soitu en cámara abierta 2.0

Lázaro Carreter decía que el adjetivo histórico había perdido su sentido desde que había partidos de fútbol históricos todos los fines de semana. De igual forma la palabra revolución ha perdido bastante su sentido por el abuso que de ella se ha hecho. Cada día la publicidad comercial y la propaganda política nos brindan tres o cuatro nuevas revoluciones. En lo que respecta a internet la palabra ha quedado casi inutilizada. Internet es revolucionario, pero mucho menos de lo que se dice.

En el momento en el que la información se antepuso a los tres pilares clásicos de la economía (tierra, trabajo y capital) ya no había más remedio: internet tenía que nacer. En ese sentido puede decirse que internet es revolucionario, pues nace de una redefinición de la estructura mundial económica. Los que controlan la información controlan el mundo, porque en sus manos tienen la herramienta para gestionar los tres factores productivos clásicos de la economía. De hecho, la teoría vigente sobre los factores de producción económicos ha incorporado el capital inmaterial como factor determinante, lo que ha dado lugar a la llamada economía del conocimiento.

Paradójicamente, este cambio ha provocado que el cuarto poder haya visto trastocada su estructura en el momento en el que internet ha aterrizado masivamente. Cada vez son más frecuentes los análisis que delatan cómo los canales de información clásicos, y los medios que operan en ellos, están perdiendo fuerza frente a medios completamente digitales. Esto no es un mero problema tecnológico. No se trata simplemente de que los grandes medios de comunicación transmitan sus informaciones escritas o audiovisuales vía internet. La revolución viene dada por un factor de escala.

Los medios de comunicación de masas han perdido con internet el monopolio de la difusión de la información. En el momento en el que la estructura comunicativa de la red ha comenzado amoldarse a plataformas tecnológicas que permiten de una vez por todas la comunicación punto-masa (blogs, redes sociales, tecnología rss...) el periodismo ciudadano se ha convertido en una realidad. Evidentemente, los medios de comunicación de masas siguen teniendo en su poder la capacidad de emitir informaciones que, por sus costes económicos y por la capacidad de los medios clásicos de acceder a las jerarquías del poder, no están al alcance del ciudadano. Sin embargo, el periodista digital tiene en su mano la posibilidad de ser independiente, y eso es revolucionario.
Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Sunset


Sunset, originally uploaded by unneva.

Iceland

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Archivo

Ramón Peco. Con la tecnología de Blogger.
Scroll To Top