Periodista y fotógrafo

'Miedo' y 'amenazas' en El País


Juan Manuel Gil, máximo representante de los trabajadores en el Comité de Empresa de El País, ha denunciado hoy en elconfidencial.com los métodos utilizados por la dirección de este periódico para hacer llegar a los puntos de venta el sábado y el domingo los ejemplares.

Los periódicos salieron desde las rotativas subcontratadas a los puntos de distribución escoltados por la Guardia Civil, además el sindicalista explica que "la gente llora de miedo en la redacción, y los especialmente afectados por el traslado –la externalización de los servicios publicitarios a Box News Publicidad- temen que si no callan y obedecen puedan ser despedidos".

La información en elconfidencial.com

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Blogs desde el fin del mundo (la Antártida)

Estos días es posible ver en las pantallas de cine la última y extraordinaria película de Werner Herzog: Encuentros en el fin del mundo. A ella pertenece esta escena que he subido a mi canal de Youtube. El que aparece en este vídeo es uno de esos insólitos hombres con los que se ha encontrado Herzog: David Pachecho, fontanero y miembro de una familia real inca (o azteca).

He rastreado internet para ver si alguno de los hombres que viven en este continente helado transmite sus vivencias desde este lejano rincón del mundo, y me he topado con varios blogs de la pequeña blogósfera antártica.
Blog de un grupo de científicos españoles en antartibloguah07-08.blogspot.com
El blog Polar Soils en polarsoils.blogspot.com (en inglés)
El blog Antarctica Blog en blogs.bootsnall.com/luke (en inglés)
El blog Polar Journeys Blog en antarcticablog.co.uk (en inglés)
El blog Antarctica Blog en antarcticablog.blogspot.com (en inglés)
Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Píxeles analógicos

Last Seen, 2006, Acrylic on canvas, 40 x 60 inches

Los procedimientos para representar imágenes pasan de forma mayoritaria por la tecnología digital. El píxel se ha convertido de esta forma en el elemento básico con el que hoy representamos el mundo.

A través del blog Neatorama me hago eco de un post que publican hoy en el que hablan de la obra del pintor William Bets, cuyo trabajo juega con la paradoja de representar mediante pintura acrílica las imágenes pixeladas que difunden cámaras como las de de vigilancia y de tráfico. La idea de original tiene poco pero lo cierto es que me ha gustado la forma en la que se ha llevado a cabo.

En Nueva York exponen su obra en la muestra colectiva Pixelated de la galería Winston Wächter.

Leído en: Neatorama (en inglés) / Vía: williambetts.com (en inglés)

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Quinta refundación

Protesters, unseen, aim a green laser pointer at riot policemen during clashes between protesters and riot police in Athens, Saturday, Dec. 13, 2008. (AP Photo/Petros Karadjias) #


Bienvenidos a la quinta refundación, 2009 promete ser apasionante.


Compártelo:    Facebook Twitter Google+

El año en imágenes



El pasado 9 de enero de este año que está a punto de terminar me preguntaba en este blog si Barack Obama sería el hombre del año. Hubiese sido curioso en aquel momento ver la imagen que encabeza este artículo. Conviene consultar el increíble especial que dedican al asunto en Time, en el cual se dedica también una recopilación de las 47 mejores fotos del año según esta revista.



REUTERS/John Kolesidis


Sin embargo, a mi juicio las mejor recopilación de fotografías del año realizada en la red es la del periódico estadounidense The Boston Globe en su sección The Big Picture. De entre todas las seleccionadas me quedo con la imagen de arriba, que pertenece al extraordinario reportaje gráfico que publicó este medio sobre la revuelta social que se está produciendo en Grecia.


De alguna forma esa instantánea me recuerda poderosamente a las que realizó Josef Koudelka en su mítico trabajo Invasión sobre la Primavera de Praga.


Recientemente un amigo bastante sagaz para degtectar iconos visuales me decía que la presidencia de Bush se resumía en estos dos vídeos.




En septiembre de 2001, George W. Bush seguía siendo en gran medida un desconocido para su país y para el mundo entero. En este vídeo le encontramos visitando una escuela el 11 de septiembre, nueve meses después de ser investido. La clase está llena de niños negros que recitan la lección, una niña bosteza. En el minuto uno un ayudante se acerca al presidente y le habla al oído, le transmite la noticia del ataque. Pocos segundos después simula consultar un libro, se mantiene tenso tras recibir la información. El mundo que Bush conocía al entrar a ese colegio ha cambiado.




En estos años años George Bush invadió Afganistan dejando escapar a Ben Laden, que sigue enviando amenazas a occidente, y hoy los talibanes siguen controlando la mayor parte del país. Invadió Irak y pidió como trofeo la pistola de Saddam Hussein, que murió ahorcado como si se tratase de un ajusticiamiento medieval. Hoy Irak es un país destrozado política y económicamente. Abrió Guantánamo y su vicepresidente Dick Cheney reconocía recientemente en televisión que se han practicado torturas en esa cárcel y que no se arrepienten de ello. Ni los nazis en Nuremberg tuvieron agallas a decir algo como eso. Hace poco Bush tenía que intervenir en televisión explicando que está a favor del capitalismo después de destrozar la economía del mundo y poco después explicaba que no le guardaba rencor a Muntadar al Zaidi por lanzarle sus zapatos y llamarle perro, pero el periodista iraquí terminó recibiendo una soberana paliza. ¿Se convertirá en el primer presidente de Estados Unidos que terminé en la cárcel? Yo no lo descarto. Los ocho años de Bush en seis vídeos.

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

El Caso




Recuerdo cuando el mercado de Ciudad Real era un sitio oscuro, con paredes desconchadas, que apestaba a pescado. Todo eran gritos de gitanos vendiendo ajos y melones en las inmediaciones. Hoy ya es difícil ver a esos gitanos por ahí, aunque de vez en cuando se ve a alguna gitana con una carretilla llena de ajos y a un abuelo que veo venir de un pueblo en autobús muchos días y que vende serijos o espárragos -dependiendo de la época del año que sea-.



Cuando iba de crío al mercado con mi abuela los sábados comprábamos en el kiosco de la puerta El Caso. De hecho, fue el primer periódico que leí en mi vida junto con el Lanza del día después del sorteo de la lotería de la Navidad (que se leía comiendo chocolate con churros mientras se comprobaban los décimos).



Dicen que ahora los periódicos de papel están al borde de la extinción, pero yo creo que en realidad hace tiempo que se extinguieron. Los países, mundos, abecés, razones, y públicos de hoy no son otra cosa que domesticados boletines de novedades que ya piensan más en lo que hace Google que en lo que pasa en la calle -y para eso mejor no aceptar sucedáneos e ir a los que ya han nacido en la red-.



En España, el último gran periódico de papel fue El Caso, que servía para envolver bocadillos después de leerse y fue el último rastro de vida en el periodismo tras la caída de los periódicos de masas de la Segunda República, como El Sol. El Caso y El Lute, esos sí que fueron oposición al tonto del Ferrol.



No dejar de ver el vídeo que han dedicado al mito en Televisión Española ¿Dónde está el archivo de El Caso?


Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Cerdos y margaritas

Esta foto de aquí acaba de ser reconocida con el premio Foto del Año de Unicef, es de la fotógrafa belga Alice Smeets y fue realizada en Haití, el país más pobre de América.


Nunca dejará de fascinarme lo cerca que se suelen ver los cerdos de las margaritas.


Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Pum


VX 1000, originally uploaded by LostSouls.

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Desalmados



Mi correo electrónico está plagado de fotos como esta que reflejan instantes tristes, innecesarios, con un toque de absurdez que sobrepasa lo tolerable. Casi nunca veo esas imágenes pues ya no tiene sentido seguir recibiéndolas, el motivo que un día hubo para estos envíos hace tiempo que se desvaneció... pero al fin y al cabo no hay una fuerza tan poderosa y persistente como la de la inercia...



Esta gente de la foto vive aquí, en Tasmania. Yo me los encuentro cuando salen del fotograma, hablando por teléfono en la puerta de un restaurante, comprando en un supermercado. Entonces me parecen mucho mejores, aunque ciertamente el peso de todos esos instantes les acompaña.



¿Será cierto que una foto roba el alma?

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Encabronados





No son tiempos para estar tranquilito en casa, aunque a la mayoría no se nos ocurra otra cosa que hacer. Gran parte del descontento que deberíamos expresar vivamente se ha traslado aquí, a internet, a las redes sociales, a los blogs... y yo, que tan partidario soy de expresarme en estos cauces, la verdad es que siento que protestar sólo ahí tiene algo de estafa. Al fin y al cabo si las protestas se circunscriben a eso, a internet, muchos titiriteros se andarán frotando las manos. Bienvenidos al Guantánamo independiente de tu casa.



De vez en cuando se escucha en la calle algún grito aislado, alguna refriega, pero la cosa normalmente no da para mucho. Hay que volver a casa después de maldecir mirando al suelo y ocuparse del Facebook, o del tamagochi, o de la cosa que sea que nos mantiene ocupados.



Mientras en las calles la calma apenas la rompe nadie, excepto algún bendito estudiante que protesta porque le ponen las cosas difíciles para ser funcionario, internet bulle. De hecho, son malos tiempos para casi todos, pero no para las suministradoras de conexiones a la red, que ven como todo el mundo quiere una conexión para meterse en burbuja.info y vociferar sobre el precio de su piso o sobre el timo en el que ha picado el vecino de al lado. Tan mal anda la cosa que hasta me alegré el otro día cuando el tio ese feo de la foto le lanzaba unos gritos a Zapatero, por lo menos no lo hacía desde un foro de internet.



El año pasado, sí ese 2007 tan lejano en el que no era posible una crisis y en el que muchos andaban vendiendo y comprando terrenos como chiflados, la bronca se montaba cada dos por tres por la ETA. Nada que no apestase a terrorismo, nacionalismo, o a algún otro infame ismo importaba por aquel entonces. Todos dábamos por seguro el pisazo y el cochazo. Ahora hasta para los fachas es de mal gusto mentar a los chicos de las bombas. Total, que vamos camino de volver al cochecito y al pisito.



Al final nos pareceremos los albaneses del año 1997, cuando se lanzaron todos a la calle rabiosos al darse cuenta de que habían picado en el anzuelo de una estafa piramidal que acabó hasta con el gobierno. La diferencia entre ellos y nosotros es que nosotros tenemos internet y comida hasta explotar.



Pero esto no puede durar. Puede parecernos infinito el tiempo que seremos capaces de vivir simplemente encabronados encerrando nuestros gritos en las cañerías de internet. Pero algún día, seguro que no tan lejano, la mecha prenderá y volverá a haber rebeldes. Rebeldes de verdad, no de esos que se dicen joseantonianos, ni de los que van con traje de raya diplomática y se dicen anarquistas a la vez que liberales y no se que gilipoyeces más. No, esos no, esos son los encabronados, que pueden votar a las izquierdas o a las derechas, pero que en realidad son del partido de la nevera.



Volverán los rebeldes que lo que de verdad quieren es tirarle un zapato al perro de Bush, pero también cambiar un poco el mundo para mejor. Que de eso se trata.




Película recomendada: La ola

P.D. He creado una nueva categoría. La he llamado 'incendios'. No creo que sea muy necesario explicar que clase de artículos puede englobar.
Compártelo:    Facebook Twitter Google+

El mensaje 366


Retorno, originally uploaded by desdetasmania.blogspot.com.


Este blog dentro de unos meses cumplirá tres años. En él hay ya centenares de artículos grandes, medianos, y pequeños. Comencé a escribirlo cuando la palabra blog aparecía tímidamente en los telediarios. Aún era fácil que te mirasen de reojo por hacer esto, un blog.

Internet ha logrado ser reconocido sólo cuando algunos de los chicos raritos que impulsan esta etapa 2.0 se han convertido en multimillonarios y los grandes medios, a los que todo el mundo critica y a los que todo el mundo sigue, han bendecido el fenómeno. Ya lo dice uno de los protagonistas de Los Invisibles, de Grant Morrison:
Si no fuese multimillonario, sólo sería un loco.


Yo venía de hacer mi rodaje de dos años en aquel trozo de realidad que arrancó en marzo de 2004 y que ahora vaga sin rumbo, como una microleyenda, como el planeta errante en el que se desarrollaba uno de los tebeos de ciencia ficción que leía de crío.

No hay mes, ni prácticamente semana, en el que no haya publicado algún artículo, por breve que fuese, en Nuestro Hombre en Tasmania. Las visitas, que no son muchas, vienen de todas partes, aunque evidentemente están focalizadas en ciertos sitios, y sin embargo apenas se producen comentarios a los artículos desde hace tiempo. Por lo que objetivamente este blog no goza de buena salud.

Muchas veces me pregunto el motivo por el cual escribo aquí, pero la respuesta es siempre la misma:
Este espacio no es otra cosa que una huida hacia adelante, hacia un pequeño reducto de libertad.

Nuestro Hombre en Tasmania se ha convertido últimamente en un espejo, en un pequeño amplificador de algunas cosas que suceden internet.
Hay pocas exclusivas por aquí. Las redes sociales, el proyecto colectivo, y mi trabajo en soitu.es hacen menguar este rincón que, hoy por hoy, sólo tiene un aliado fiel: el tiempo. Pese a todo esta sigue siendo mi atalaya preferida cinco años después de que comenzara a dar señales de vida con cierta nitidez.

Seguramente, algún día comience una nueva etapa. Al fin y al cabo es de lo que va todo esto: de reflejar las mutaciones personales y del mundo que me rodea. Hoy sólo deseo celebrar este mensaje número 366, cifra mágica.


Vuestro Hombre en Tasmania.

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Tutti Frutti



Cuando Little Richard difundió esta canción, Tutti Frutti, fue un escándalo. Entre otras cosas porque la letra no habla de nada, lo que se consideraba demoniaco. A propósito, una chica hace años me preguntó de que trataba la canción, y yo le respondí "está claro, habla de fruta".
Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Barcelona desde el aire




Volar creo que es una de las cosas más liberadoras que existen. Siempre que he montado en un avión me ha embargado una tremenda sensación de libertad. El mundo se ve tan distinto, tan lleno de posibilidades desde la ventana de un avión.

Hoy Microsiervos estrena un blog sobre aviación. La gente que compone el equipo son unos completos fans del tema, auténticos 'cazadores de aviones'. De hecho, este verano fueron los primeros que dieron la noticia sobre el accidente de Barajas en Twitter, pues se encontraban al lado de las pistas de Barajas.

El primer post que publican se hace eco de este impresionante vídeo que reproduzco aquí. Es un poco marcial para mi gusto, pero cualquiera se resiste a estas imágenes.
Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Archivo

Ramón Peco. Con la tecnología de Blogger.
Scroll To Top