Periodista y fotógrafo

Cuando la realidad no gusta

¿Fumas? ¿trasnochas? ¿comes mal? ¿todo a la vez? Ni clínicas de cirugía estética, ni cosméticos, ni boutiques... al fin nada puede con photoshop. Si somos imagen ¿porque no destruir nuestra imagen? Ni de los espejos nos acabaremos fiando, ahora son pantallas de plasma...

En este panorama uno anda aquí, en plena paradoja. Estudiando fórmulas para encajar a escala 1:5 un florero en una placa de 9x12 impregnada de bendito bromuro de plata. Por si hay aquí alguno para la sesión de bdsm del viernes a las cuatro que se quede con esta copla y quizá venza al Minotauro:

u = (1+[1/m]) f
Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Archivo

Ramón Peco. Con la tecnología de Blogger.
Scroll To Top