Periodista y fotógrafo

El nuevo héroe de la clase obrera -revisado-


Working class hero, originally uploaded by desdetasmania.

Leo estos días "Historia de España" de Pierre Vilar, un ensayo inteligente y exento de rencor, y, por extrapolación, me doy cuenta de la importancia que tiene en la España de hoy, en su explicación histórica, esa idea torpe de que la clase obrera ya no existe. La falta de conciencia de clase es uno de los grandes problemas de esta sociedad que se dice democrática sin hacer apenas nada por serlo. Son legión los que perdidos en el laberinto de la anomia buscan compulsivamente un camino en toda suerte de intereses vacíos. La clase obrera existe, sí, otra cosa es que los que pertenezcan a ella no tengan conciencia de tal cosa.

De hecho, el obrero que tiene conciencia de clase es más que nunca el héroe de nuestros días. Cuando veo a los obreros de Delphi y a los obreros del metal en Vigo prender fuegos, cortar carreteras, pienso que son los únicos que ejercen hoy de verdaderos demócratas en este país de supuestos desclasados y, sin embargo, no deberíamos caer en la trampa de pensar que esos obreros son los únicos obreros que quedan.

Muchos de los votos que llenarán las urnas el domingo tendrán como objetivo saciar intereses o frenar intereses. El voto de hoy es un voto desilusionado, emitido con frecuencia por gentes desilusionadas, cansadas, que no tiene fuerzas ni ánimo para reparar en la magnitud de los muros de Ceuta y de Melilla; para reparar en los obreros muertos de camino a nuestro país; para reparar en que los obreros del sur que finalmente acaban en España no tienen derechos laborales ni derecho al voto, como en su día no lo tenían ni las mujeres ni los que no disponían de una cierta renta; para reparar, en definitiva, en que momento del devenir histórico viven.

Ese voto del domingo, que en su mayoría ira a los partidos de este nuevo turnismo en el que vivimos o a los nacionalismos caciquiles, es un voto de muy poca calidad democrática. España no necesita a los obreros de otros países sólo porque necesita mano de obra, España necesita de los votos de toda esa gente. España necesita a la clase obrera, a sus nuevos héroes, los únicos con energía para cambiar las cosas.

Cuando el PSOE logro por primera vez que un obrero se sentara en las cortes, Pablo Iglesias, al llegar este al hemiciclo la curiosidad que despertó fue enorme, algunos parlamentarios le trataron incluso como a una suerte de mono de feria y... ya ven. Voten pues sin miedo, voten a los monos de feria si es que en ellos ven soluciones, hagan oídos sordos a quien les diga que voto es útil y que voto no lo es, sobre todo porque en un pueblo, en una capital de provincias o en una región un voto puede ser mucho.
Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Archivo

Ramón Peco. Con la tecnología de Blogger.
Scroll To Top