Periodista y fotógrafo

La Milana Bonita

La Milana Bonita

¡Que arde el Molino! ¡El Molino está ardiendo! Gritas porque necesitas un nudo que haga justicia, un nudo de hierro que acabe con el que a hierro fulmina; la horca que redimió a la niña chica. ¡Ven Zacarías!, ¡quema la iglesia!, ¡baila con los huesos del Santo!, que si Santo de verdad es te lo agradecerá. ¡Aprieta fuerte Zacarías! Aprieta el nudo con tus manos agrietadas de orín. ¡Grita niño grande!, di que eres la Mano Negra, asusta al Cortijo, que sus paredes se conviertan en ruinas. ¡Tira fuerte Zacarías!, haz que el viento negro de la noche sea más oscuro aún. Mira a la Milana, a la Milana bonita, que ya viene a tu hombro. Mira a la Milana, a la Milana bonita, ya vino a ti.

Su Hombre en Tasmania

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Archivo

Ramón Peco. Con la tecnología de Blogger.
Scroll To Top