Periodista y fotógrafo

De nuevo con ustedes

Estimado lector,

Espero que el nuevo aspecto de este boletín de avisos colme las expectativas creadas por este humilde corresponsal de la Agencia en Tasmania. La espera ha sido algo más larga de lo que me hubiese gustado. Sin embargo, me ha sido imposible completar este trabajo antes debido a las heridas que he sufrido en mi brazo izquierdo en la campaña en la que detuvimos, en días pasados, al invasor francés a la orilla del Rhin.

No obstante, espero que el diseño de esta tercera refundación del boletín de la Agencia en Tasmania sea de su agrado. En su construcción se ha utilizado la más moderna tecnología que nos proporciona la máquina de vapor y se ha realizado un importante esfuerzo por ordenar razonablemente toda la información contenida en el mismo.

La generosidad intentará ser la única pero valiosa norma por la que me guiaré en esta tercera etapa de la aventura. Dice Julio Cesar en el texto teatral que le dedicó Shakespeare en siglos pasados:
Rodéame de hombres gordos, hombres de poca cabeza, que duermen bien toda la noche. Allí está Casio con su aspecto de escuálido y hambriento. Hombres así son peligrosos.
Suyo. El Hombre de Tasmania.
Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Archivo

Ramón Peco. Con la tecnología de Blogger.
Scroll To Top