Periodista y fotógrafo

Repúblicas españolas y pitorreo

Durante mucho tiempo la tricolor ha sido la insignia de todos los que dan por caducada o nunca reconocieron la bandera que se bordo en 1978. Sin embargo, yo creo que esa bandera y toda la simbología que la acompaña, incluida la conmemoración de la República el 14 de abril de 1931, no son muy acertadas hoy. Desde las tribunas de lo rancio muchos neocastizos se esfuerzan en quemar la tricolor pero lo cierto es que ese objetivo es un objetivo equivocado. Aquí no se puede volver a la Segunda República, pero volver a la Primera... eso si que es factible.

España ha sido dos cosas en su historia moderna: Un cortijo de señoritos o un zoo con las jaulas abiertas. Lo de ahora es una especie de mezcla de ambas cosas. Se equivocan de pleno los que piensan que en España hay un brote de nacionalismo, falso. Lo que hay es un brote de catetismo agudo y el hecho que más lo denota es el ansia por la propiedad (la República Independiente de tu casa, que lo llama Ikea). No es sólo que aquí se recurran estatutos de autonomía, no, aquí es que hay guerras entre pueblos, entre barrios, entre urbanizaciones, entre vecinos, y, finalmente, guerras familiares. Goya, siempre él, plasmo con sus visionarios pinceles esto en la Riña en el Mesón del Gallo.

En fin, más allá de líos lo cierto es que ustedes los españoles hacen muy bien en concurrir con cualquier excusa a toda clase de fiestas, republicanas o monárquicas. Si no tienen planes para el 14 de abril háganse republicanos por un día o pónganse algo naranja y serán felices:
Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Archivo

Ramón Peco. Con la tecnología de Blogger.
Scroll To Top