Periodista y fotógrafo

Sobre idiotas, torturas, y arbitrariedad


Alfombra roja, obra de Habacuc Guillermo Vargas en la Quinta Bienal Centroamerica. Inaugurada por el presidente de El Salvador Elias Antonio Saca (al fondo). Fotografía: Dalia Chevez.

Me comunican que un tipo de Costa Rica llamado Habacuc Guillermo Vargas exhibió el pasado mes de agosto, en la galería de arte Códice de Managua (Nicaragua), a un perro callejero atado que murió de hambre y sed ante los ojos del público asistente. La cosa, claro, ha desatado una fuerte indignación y actualmente existe una campaña en internet para que ese personaje no asista a la sexta edición de la Bienal Centroamericana de Honduras en 2008.

La verdad es que me parece que lo menos que le debería pasar a este imbécil es que se le prohiba exhibir cualquier cosa. En España este tipo podría ser condenado a penas de entre tres meses y un año de cárcel, tal y como se dice en el artículo 337 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal: "Los que maltrataren con ensañamiento e injustificadamente a animales domésticos causándoles la muerte o provocándoles lesiones que produzcan un grave menoscabo físico serán castigados con la pena de prisión de tres meses a un año e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales".

Perro agonizando en la Galería Códice de Managua (Nicaragua). Aberración descrita como "acción artística" por Habacuc Guillermo Vargas. Fotografía: Dalia Chevez.

Este suceso si algo demuestra, teniendo en cuenta la nacionalidad del autor y la ubicación geográfica del suceso, es la terrible arbitrariedad en la que se vive en Latinoamérica. Este estado de arbitrariedad generalizada en el el continente, contrario a cualquier principio democrático sólido, es el que permite que imbéciles como el tal Habacuc tengan la posibilidad, el lujo, de malgastar sus energías en exhibir la agonía gratuita de un animal.

Un hecho como este es inimaginable en la Cuba socialista, el único páis del continente que ha apostado seriamente por la dignidad de su población a costa de ahorrarse, entre otras cosas, extravagancias crueles como la descrita en este artículo. La inmensa mayoría de los nicaragüenses, tal y como explica este documento de Unicef, bastante tienen con sobrevivir como para poder asistir a espectáculos tan bochornosos como el mencionado.

Reenvía este mensaje. Este es el enlace:
http://desdetasmania.blogspot.com/2007/10/sobre-idiotas-torturas-y-arbitrariedad.html
Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Archivo

Ramón Peco. Con la tecnología de Blogger.
Scroll To Top