Periodista y fotógrafo

Cowboy I


Time Machine, originally uploaded by desdetasmania.blogspot.com.

El Cowboy toca el banjo en el Evangelio de Pasolini y te advierte de que tu cara no está como debe. El Cowboy cuida de ti, pero sus métodos son tan duros como las grietas de sus manos. El Cowboy cuida de ti encerrando a los carniceros de guante blanco entre cuatro paredes, vigiladas por un oso y tres ovejas. Cuando hay sequía en el monte el Cowboy dirige a los jabalíes hacia los pasillos de la mansión del carnicero, donde ha colocado palancanas llenas de agua. El carnicero teme al jabalí. No es carne de granja, es carne salvaje, y esa no la sabe trabajar. El carnicero mira con temor por la ventana de su casa, en la calle Garibaldi de Buenos Aires. Teme al Cowboy, sabe que está cerca, observándole con sus ojos de halcón.

Una nube de humo se alza sobre Stuttgart, el Cowboy ha incendiado Stammheim y ahora va a por Disneyland Paris. No hay tiempo de construir avenidas. Las barricadas están ya en pie en el barrio latino y las viejas lanzan macetas a los gendarmes. Arde París.

El Cowboy cuida de ti.

Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Archivo

Ramón Peco. Con la tecnología de Blogger.
Scroll To Top