Periodista y fotógrafo

Ya están aquí los vikingos

En 1973, cuando el que esto escribe llegaba al mundo, Led Zeppelin ponían en la calle House of the Holy, un LP de una calidad sobresaliente. Siempre que los escucho me impresiona la increíble fuerza de la banda. La contundencia de su sonido en gran parte se debe a la magistral producción de la época, algo extraño en estos tiempos en los que la cantidad se impone a la potencia.

Sin embargo, la rotundidad de Led Zeppelin no se debe a una mera coyuntura técnica. Sus arrolladores decibelios analógicos no serían nada sin el increíble espíritu de Plant, Page y compañía en los escenarios. Inmigrant song, una de las canciones con más nervio de la historia del rock, está dedicada a Leif Eriksson, hijo de Erik el rojo y jefe de la expedición vikinga que llegó a las costas de Terranova en torno al año 1.000.

Con esta canción la música de Led Zeppelin comenzó a ser conocida con la etiqueta de Hammer of the Gods, el martillo de los dioses, pues la letra hace referencia explícita a las conquistas nórdicas y a su misteriosa religión: To fight the horde, singing and crying / Valhalla, I am coming! Pues eso, a disfrutar de los truenos del Mjolnir.
Compártelo:    Facebook Twitter Google+

Archivo

Ramón Peco. Con la tecnología de Blogger.
Scroll To Top